https://assets-global.website-files.com/5f60db119493b2b56d22c295/605c608c7a4506052ca85718_e-commerce-marketing.jpg

¿Por qué el marketing y la psicología se relacionan?

Ecommerce
¿Por qué el marketing  y la psicología se relacionan?

¿Por qué el marketing de e-commerce y la psicología están estrechamente relacionados?

Hoy en día, es innegable que el comercio online experimenta un crecimiento exponencial a una velocidad totalmente vertiginosa.


Si bien dicho contexto representa un amplio abanico de oportunidades, la lógica e incesante inserción de la competencia en dicho ecosistema obliga a los e-commerce a replantear y reinventar sus estrategias constantemente. 


Al contar con un perfil claro y completo que engloba los hábitos, comportamientos, preferencias y debilidades de tus potenciales clientes, podrás idear soluciones que los ayuden a resolver sus problemas. 


Mediante este post te revelaremos 4 tips para explicarte por qué conocer a tus clientes en profundidad y adaptar tu tienda online a dichas circunstancias es tan importante para  mejorar la experiencia de usuario y aumentar tu tasa de conversión:


Analiza con detalle el Buyer’s Journey


A diferencia del proceso de compra tradicional, debemos tener en cuenta que hoy en día la trayectoria de los potenciales clientes a través del funnel de ventas es más cíclica que nunca. En otras palabras, los consumidores - influenciados por múltiples factores - se desplazan constantemente entre dichas etapas. 


Teniendo en cuenta que en cada situación los consumidores presentan necesidades diferentes, es de vital importancia contar con un alto nivel de personalización para tratarlos. 


Por ejemplo, has de saber que una persona que visita tu tienda online en la fase de awareness (etapa inicial del embudo de ventas en la que el usuario manifiesta cierto interés por un tema, pero aún no es consciente de su necesidad) posiblemente no se encuentre preparada para efectuar una compra. 


Para ello, te recomendamos diseñar y planificar una estrategia de lead nurturing que te permita brindarles aquellos contenidos que se corresponden con la etapa del embudo en la que se encuentran.


Una vez que conoces aquellas razones que impulsan a las personas a comprar, ahora solo falta convertirlas en ventas. 


Vende emociones, no productos


En vez de explicar a detalle de qué va tu producto o servicio, enfoca tu redacción publicitaria en comunicarle al consumidor cómo y por qué se beneficiará al adquirirlo. 


Despierta emociones que les hagan sentir que tu oferta realmente les cambiará la vida, e implícitamente cuéntales por qué les conviene escoger tu producto por sobre el de la competencia. 



No malgastes tus recursos en comunicarle al consumidor por qué tu producto es el mejor, a secas, sino en por qué es el mejor para él. 


El secreto está en impactar todos los sentidos del ser humano, generando interacción entre la marca y el consumidor. Recuerda que cuando éste tiene algún grado de interacción con tu marca, por más mínimo que sea, ya está viviendo experiencias. 


Spoiler alert 1: las redes sociales son un gran campo de acción donde fomentar la interacción de la que estamos hablando. 


Dile “adiós” a los gastos de envío


Sabemos que los gastos de envío o “costos adicionales” suelen ser una de las principales razones por las que los usuarios tienden a abandonar su carrito de compra. 


Al igual que grandes empresas como Amazon, te recomendamos que fijes un coste mínimo de compra para poder enviar los artículos de forma gratuita. De este modo, el margen de compra será superior a los gastos de envío. En otras palabras, que informes el precio total del artículo con el envío ya incluido. 


Aunque termine gastando el mismo dinero, para la psicología del consumidor no es lo mismo sentir que “pagó de más” por dicho servicio.


Spoiler alert 2: implementar una estrategia de cross-selling permitirá que los usuarios alcancen con mayor rapidez el valor necesario para “eliminar” el coste de envío.

Marketing es psicología

Agiliza el proceso de pago 


Además de los costes de envío mencionados anteriormente, los excesivos pasos de identificación o la obligatoriedad de crear una cuenta para efectuar una compra, hacen que muchas veces éstas se queden a la mitad del camino. 


Indiscutiblemente, tantos requisitos hacen que comprar se convierta en un acontecimiento largo y aburrido…


Es tiempo de encaminarnos hacia un proceso de pago mucho más ágil e intuitivo, en el que con no más de 4 clics podamos asegurarnos de que el artículo ya es nuestro. 


De esta manera, serás capaz de brindarle a tus usuarios una experiencia más cómoda y simple, ¡evitando que pasen más tiempo pagando que seleccionando productos!

Tener en cuenta todos estos trucos te permitirá realizar los ajustes y modificaciones pertinentes para marcar la diferencia entre que un cliente decida comprar o abandonar tu tienda. 


Y tú, ¿estás conectando con el subconsciente de tus consumidores?


¿Tienes un e-commerce? ¡No dudes en contactarnos!

Otros artículos interesantes