Cómo elaborar una estrategia de precios dinámicos para tu ecommerce

Cómo elaborar una estrategia de precios dinámicos para tu ecommerce

Marketing
17/7/2021
Cómo elaborar una estrategia de precios dinámicos para tu tienda online
Compartir

Cómo elaborar una estrategia de precios dinámicos para tu tienda online

Uno de los aspectos más importantes cuando se desarrolla la estrategia de un eCommerce es la fijación del precio de los productos. Cada vez existe más competencia y esto hace que sea necesario realizar un estudio en profundidad sobre los precios y establecer múltiples tácticas para afrontar diferentes situaciones. Concretamente, en esto consisten las estrategias de precios dinámicos. A continuación, comentaremos cómo establecer una estrategia de precios dinámicos para tu tienda online.

 

¿Qué son los precios dinámicos?

Una estrategia basada en precios dinámicos consiste en establecer un precio que va cambiando en función de la evolución de diferentes parámetros establecidos por los propios vendedores. De esta manera, los precios se ajustan a los cambios que se producen en la oferta y la demanda de un producto en tiempo real.  Otros factores además de la demanda pueden ser las acciones que realizan la competencia o también las propias decisiones internas de la empresa.

Estrategia de precios dinámicos en un eCommerce

Cada vez más son las empresas que orientan su modelo de negocio hacia el cliente. De esta manera, las marcas son capaces de identificar sus necesidades y por lo tanto, poder establecer estrategias en función de cada de estas. Existen diferentes tipos de estrategias de precios dinámicos para poder adaptarnos a la experiencia de nuestro usuario:

 

Precios segmentados

Mediante la estrategia de precios segmentados lo que se pretende es poder abarcar la mayor cuota de mercado posible. Para ello, se deben establecer diferentes precios diferenciadores teniendo en cuenta el valor del producto.

 

A través de esta segmentación se pueden ofrecer distintos precios a los diferentes clientes teniendo en cuenta entre otros factores, su nivel adquisitivo.

 

Precios máximos

Una estrategia de precio máximos permite a las empresas aprovechar las fluctuaciones de la demanda, es decir, aprovechar las posibles variaciones que se producen en necesidad de adquirir un determinado producto. En esta variación, las empresas pueden aumentar los precios cuando la demanda es alta o por ejemplo cuando los competidores no disponen de una gran cantidad de inventario.

 

Además, esta estrategia se suele aplicar en momentos muy concretos como por ejemplo fiestas o acontecimientos específicos ya que el consumidor estará dispuesto adquirir el producto. 

 

Precios basados en el tiempo 

Los precios basados en el tiempo están basados en factores como la hora del día exacta o la duración de un producto en el mercado. Esta estrategia se suele implementar en las compras online sobre aquellos productos que se quieran vender con mayor rapidez.

 

Para poder poner en funcionamiento este tipo de estrategias se deberá analizar, por ejemplo, el momento en el que haya menos afluencia de compras. Además, también se suele utilizar cuando se lanza un nuevo producto, es decir, se reduce el precio de la versión anterior del anterior producto.

 

Precios de penetración

Queremos comentar también la estrategia de precios de penetración la cual se suele utilizar cuando se introduce un nuevo producto al mercado. Para incentivar y promover la aceptación del producto se establece un precio inferior al establecido en mercado para así, persuadir y llamar la atención del consumidor respecto al producto.

 

Condiciones cambiantes

Finalmente, queremos mencionar cuál es la estrategia más recomendable cuando se da una condición cambiante. De esta manera, cuando las condiciones del mercado son cambiantes se recomienda maximizar los beneficios y para ello, se deberán bajar los precios cuando las ventas empiezan a descender para cuando estas se restablezcan, poder ir recuperando el precio habitual del producto. 

 

Los beneficios de los precios dinámicos

Tras haber comentado los diferentes tipos de estrategias que podemos desarrollar consideramos importante comentar también los beneficios que se obtienen gracias a la implementación de algunas de las tácticas comentadas anteriormente:

 

Flexibilidad

El primer beneficio que queremos destacar es la flexibilidad que este tipo de estrategias ofrecen respecto a la fijación de un precio y la venta del producto. Los precios dinámicos favorecen el valor de marca ya que se pueden establecer diferentes precios a partir de uno básico y realizar modificaciones sobre este en determinados momentos.

 

Control

Otro de los beneficios más importantes es que las empresas que opten por este tipo de estrategias tendrán un mayor control sobre los precios y las estrategias que realizan ya que esto, les permite poder conocer en tiempo real las tendencias de los precios de los diferentes productos que se encuentran en el mercado además de conocer también la intención de compra de los usuarios. De esta manera, las empresas pueden ser capaces de establecer un precio más adecuado y maximizar así los ingresos.

 

Ahorro

Finalmente, el último beneficio que queremos comentar es el ahorro económico que estas estrategias suponen. Esto, se debe a que los precios dinámicos están basados en los productos a tiempo real y, por lo tanto, es más fácil poder conocer las fluctuaciones de los precios y poder adaptarse rápidamente.


¿Te gustó lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Compartir
¿Te gustó lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.